Universidad de Defenca Nacional: 27 de Noviembre 2014

En el nombre de Dios

Excmo. Sr. D. Luis Cayetano y Garrido

Almirante Jefe de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas del Reino de España

Antes que nada quisiera agradecer a Su Excelencia así como al Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional por invitarme a participar en esta fructífera reunión. Para mí es un honor compartir esta reunión con ustedes, comandantes, profesores, estudiantes y guardianes de la paz, y admiro su pura intención por dedicar la vida a la paz, justicia y amistad. Espero poder explicarles, en este breve tiempo, los principios y enfoques de la estrategia de defensa y de seguridad de la República Islámica de Irán, mencionado las dimensiones tanto prácticas como teóricas. Al final estaré a su disposición para responder cualquier pregunta.

Queridos presentes;

La República Islámica de Irán ha puesto la base de sus actuaciones y diseños defensivos en resguardar la soberanía, la libertad y la integridad territorial con el fin de garantizar la paz y la seguridad a nivel, nacional, regional e internacional. Esta estrategia se radica en el contenido de la Constitución del país así como en las creencias religiosas, culturales, lógicas y en valores sociales del pueblo iraní. Así que ante la cultura islámica e iraní, de la misma manera que se afea el fomento de guerras, se enfatiza en defender, por todos los medios, el país y el pueblo. Para alcanzar este objetivo, Irán goza de las ciencias y tecnologías de punta para fortalecer su sistema de defensa y considera que todas las carreras de la ciencia y tecnología son el legado de la humanidad y por tanto no pueden ser monopolizadas. Al mismo tiempo, nuestro país respeta los compromisos internacionales y tratados bilaterales y multilaterales tales como los tratados de desarme. Por esta razón, armamentos como las nucleares, químicas y biológicas no tienen cabidas en la estrategia de defensa y de seguridad de Irán y en sus arsenales. Es más, según la fetua del Líder Supremo de la Revolución iraní, está prohibida la producción, la proliferación o el uso de este tipo de armamentos.

Previo a al triunfo de la revolución islámica, Irán permanecía en el bloque de los países occidentales por tanto su estrategia de seguridad y de defensa buscaba obstaculizar o evitar el avance y la presencia militar del bloque oriental en la región. Así mismo Irán contaba con las condiciones para ser gendarme defensor de los intereses del Occidente en la región y así el arsenal iraní estaba lleno de modernos armamentos occidentales. Las industrias militares de Irán estaban basadas, en ese entonces, en la dependencia al occidente y en el formato de ensamblaje e incluso asesores norteamericanos se encargaban de elaborar los diseños de defensa del país. Antes del triunfo de la Revolución había unos 40 mil asesores norteamericanos en Irán y estaba previsto que se ascendieran a 60 mil hasta el año 1981. 

Tras el triunfo de la Revolución, “el eficiente poder disuasivo” se ha convertido en el eje de la estrategia de defensa de Irán en base a la autosuficiencia, la movilización popular y la lucha asimétrica. En este sentido a pesar de los embargos o amenazas externas, la República Islámica de Irán ha tenido, en sus 36 años de vida, logros destacados en el área de las industrias de defensa mediante la creación de la movilización popular en distintos grupos y sectores de la sociedad como la columna defensiva del país. La fabricación de lanchas rápidas con equipos modernos, pequeñas fragatas (que pueden sustituir a las grandes), todo tipo de misiles con alcances cortos, medianos o balísticos con la precisión de punto, pequeños submarinos, drones de rastreo y combate, carros de combate, vehículos de combate blindados, lanzamisiles antiaéreos, diversos sistemas de misiles ofensivas y defensivas, torpedos que se pueden lanzar desde fragatas o submarinos, así como la fabricación de avanzados sistemas electrónicos y de radares son una pequeña muestra de las actividades científica y defensivas de Irán. Este hecho además de contribuir al florecimiento de las potencialidades nacionales y el ahorro económico, ha ofrecido un extenso poder disuasivo al país.

La estrategia de defensa iraní se ha diseñado exclusivamente para resistir antes ataques iniciales, responder los ataques de los agresores y fortalecer el mecanismo diplomático. El método defensivo de Irán para confrontar posibles invasiones se ha formado en base a la lucha asimétrica. En este método, en vez de planificar una guerra clásica mediante la formación de carros de combate, cazas o fragatas de guerra en frente al enemigo para utilizarlos según su potencia, la programación y la inversión se hacen sobre instrumentos que no generen altos costes económicos pero que al mismo tiempo tengan la eficiencia necesarias para disuadir al enemigo o según fuera el caso, defenderse ante él o atacarlo.

El triunfo de la Revolución Islámica de Irán, los cambios de equilibrio regional en el Golfo Pérsico y Asia del sur, los cambios en la estrategia de las grande potencias, los cambio de la estructura del sistema internacional, los efectos de la guerra impuesta (de ocho años), la presencia militar foránea en el contorno del país, las amenazas foráneas por las actividades nucleares, la presencia intelectual de Irán en todo el mundo, la crisis, la inestabilidad así como la aparición de extremismo en países vecinos sobre todo en Irak y Afganistán y la mafia de trafico de drogas son algunos elementos influyentes en la estrategia de defensa de la República Islámica de Irán. Según esta estrategia se ha elaborado la siguiente agenda para la reconstrucción y fortalecimiento de la base defensiva del país:

  • La reconstrucción y el fortalecimiento de la base defensiva mediante el uso de todas las potencialidades económicas e industriales del país para evitar funciones paralelas.
  • La implementación del plan de movilización popular como la red más extensa para defender la revolución, enfatizando en la enseñanza de la preparación militar en las escuelas.
  • Dar un uso doble a las industrias de defensa de país en el pro de aprovechar estas industrias en áreas económicas y de producción contribuyendo así a mejorar la potencia nacional.
  • Distribuir las potencialidades militares en todo el país con el objetivo de poder soportar un primer hipotético golpe del enemigo. Un hecho que protegería tanto al personal como a los equipos e instalaciones o por lo menos evitaría su destrucción y reduciría su vulnerabilidad. En este marco, Irán ha dispersado sus instalaciones de defensa y establecimientos militares en el millón 680 mil kilómetros de extensión del país y le ha ofrecido un carácter móvil a los sistemas de radares o de lanzamiento de misiles balísticos.
  • Una gran inversión en la defensa misilística con el fin de responder enérgicamente cualquier invasión foránea.
  • Aplicar la diplomacia defensiva para con los países vecinos, países musulmanes o piases autónomos e independientes que gocen de tecnologías avanzadas.

Hay que destacar que las líneas citadas sobre la estrategia defensiva y de seguridad de Irán no se han ocultado de la vista de las autoridades militares y de seguridad de Occidente. En un informe que recientemente ha sido remitido por el Pentágono a los miembros del Congreso norteamericano se ha enfatizado en la dimensión defensiva del enfoque y la estrategia militar iraní que se basa en defenderse ante posibles ataques, responder a los agresores y aplicar un enfoque diplomático. Así detalla el informe: “la estrategia militar iraní es defensiva y se basa en la disuasión y evitar ataques, resistir ante primeros golpes, responder a los ataques de los agresores y aplicar la solución diplomática en los conflictos sin que diera grandes concesiones”.

La definición de la estrategia de defensa

Estudiar la estrategia de defensa y de seguridad de los países no se puede llevar a cabo sin tener en cuenta factores como la capacidad, la potencialidad y la orientación o tendencia del mismo a nivel regional e internacional. Estos factores guardan una relación directa con los parámetros económicos, políticos y culturales del país y ayudan a evaluar la capacidad militar del país y el análisis de las amenazas que se realizan por actores regionales y extra regionales así como por grupos no estatales contra el sistema político.

En este sentido, la función principal de la estrategia defensiva de cualquier país se basa en el uso de los instrumentos disponibles para incrementar los intereses vitales y la seguridad nacional así como para disminuir las amenazas y los peligros respetando las limitaciones dentro y fuera de la estructura. Es imprescindible calcular las posibilidades con el fin de alcanzar los objetivos y actuar en la misma dirección de la estrategia del desarrollo económico y social del país. Es por esta misma razón que los países en vía de desarrollo coordinan su planificación de defensa con los programas sociales y económicos. Pero los países militaristas priorizan sus planes militares a todos los proyectos políticos y sociales e incluso a su propio desarrollo económico. Las superpotencias también a su vez diseñan, en vista de equilibrios internacionales, prioridades especiales para sus planes militares y estrategias de defensa. Los estrategos de defensa creen que los países en vía de desarrollo deben coordinar sus estrategias de defensa con la estrategia nacional del país para que las estructuras y los organismos de la sociedad crezcan con la consolidación total. Estrategias precipitadas de defensa en práctica se chocan con resistencias tanto internas como regionales e internacionales.      

La estrategia de defensa se forma por dos alas de planificación y ejecución. En lo que se refiere a la planificación, se toman en cuenta factores como las potencialidades económicas, tecnológicas, militares, sociales y políticas del gobierno, mientras que el campo de la ejecución abarca actividades militares como la estructura militar, la organización de combate, la enseñanza y las formaciones. Elaborar una estrategia defensiva es una de las más importantes obligaciones de un gobierno nacional ya que debe aplicar conexión y equilibrio entre los planes en ejecución y los objetivos de largo plazo; entre objetivos y posibilidades; entre la política exterior y la estrategia nacional; entre las estructuras y la estrategia así como entre las motivaciones nacionales y la identidad social y nacional de país.

Si la estrategia defensiva de un país se elabora en base a la disuasión, la estrategia militar de ese país debe posibilitar una especie de sinergia mediante el desarrollo tecnológico, suministro de equipos para cada situación (terrestre o marítima), el suministro del personal, la organización defensiva, fijar el tipo de las misiones en base a la interpretación de amenazas potenciales y prácticas, la evaluación relativa del tiempo de cada amenaza, la evaluación total de las posibilidades materiales, culturales y sociales, y políticas de defensa y de seguridad.

Los factores que constituyen la estrategia de defensa de la República Islámica de Irán

Para elaborar su estrategia de defensa, la República Islámica de Irán se centra, como cualquier otro país, en factores fijos como la geopolítica y factores variables como la capacidad militar y el espacio de seguridad regional e internacional.

  1. El papel del factor geopolítico

Muchos geopolitólogos enfatizan en que las condiciones geográficas desempeñan un papel muy decisivo en la potencia nacional y por tanto en la estrategia de un país. La extensión, la situación topográfica, los vecinos, el clima y el tipo de intereses de cada país  no sólo tienen que ver con la potencia nacional sino guardan una relación directa con el método de asignar los presupuestos, la fijación de las prioridades así como de la estrategia de defensa y la política militar. La República Islámica de Irán es uno de los pocos países que cuenta con 15 países vecinos (por mar y tierra) y se sitúa en cuatro subsistemas regionales (Asia central - área caucásica, el Golfo Pérsico, la parte oriental del Mediterráneo y el suroeste de Asia). Nadie puede ignorar la ubicación estratégica de Irán en la Zona del Golfo Pérsico, el Mar Caspio y su centralidad en Oriente Medio, Subcontinente Índico, Asia Central y área caucásica, así como el punto de encuentro de corredores este-oeste y norte-sur. Irán es, con esta ubicación sensible y estratégica, la llave maestra geoestratégica y geoeconómica en la Región. A pesar de que el factor geopolítico de Irán se ha quedado intacto hasta cierto punto, pero por el cambio del sistema bipolar así como los cambios en el contorno como la instalación de nuevos gobiernos en el Asia Central y el área caucásica, la instalación de más de 40 bases fijas y móviles de EE UU y sus aliados en la región, el fortalecimiento de grupos terroristas en los países vecinos, la inseguridad marítima (que peligra la flota petrolera de Irán), la estrategia de defensa del país se ha cambiado totalmente. Mientras tanto, se ha incrementado la importancia y el papel del Golfo Pérsico en la política de defensa de Irán por su comunicación con el océano índico y el mar Omán así como las necesidades de comunicación del país a esta zona geográfica (la exportación del petróleo y la importación de materiales). Esta situación ha incrementado la importancia regional de Irán para los actores extra regionales y por ello se han incrementado las rivalidades regionales de las potencias intervencionistas. Aun así la posición de Irán es de suma importancia por su ubicación al lado del estratégico estrecho de Ormuz que le da el control de las navegaciones comerciales y militares de esta vía marítima internacional.

  1. El papel del factor de armamentos

Para crear la preparación de combate para las unidades militares, además de casos como la formación, la organización y motivaciones en el personal militar, hay que poner en la agenda factores como el equipamiento de la estructura de defensa mediante las habilidades tecnológicas e instrumentos económicos. De ahí que la estrategia de defensa de Irán se basa en la disuasión y en apoyo a la diplomacia, la calidad de los equipos y el personal de combate alberga mucha importancia de manera que junto con el aumento de la capacidad militar de las unidades de defensa, se priorizan la investigación y el desarrollo, y el proceso de la actualización de los equipos e instrumento militares se lleva a cabo con la fabricación de sistemas modernos. Hay que destacar que la República Islámica de Irán nunca regula su capacidad militar en base a las compras militares de los vecinos o según el PIB asignado de otros países a asuntos de defensa o las guerras sicológicas. Los centros de pensamiento y los expertos mundiales en asuntos de defensa han manifestado que la cantidad de compra de armas de Irán en comparación con las compras de países vecinos es muy limitada y esto demuestra que la estrategia de defensa del país se ha elaborado con la lógica y la razón, evitando así la precipitación y gastos innecesarios que perjudicarían el desarrollo económico y social de país. Tras finalizar las guerras del Golfo Pérsico se registraron compras desmedidas de avanzados armamentos por parte de los países de la región así como la firma de acuerdos bilaterales de defensa entre el gobierno norteamericano y algunos aliados occidentales con los países árabes del Golfo Pérsico. Durante todo este tiempo la República Islámica de Irán dedicaba sus fondos a la recuperación económica e incluso para alcanzar este objetivo, empleó sus capacidades y fuerzas militares. Según un informe del Instituto SIPRI (Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo) en la tabla del presupuesto asignado a defensa, de los 15 países de Oriente Medio Irán se sitúa en la posición 14º.

  1. El papel del factor de amenaza

El Golfo Pérsico por sus capacidades internas, situación geográfica y la diversidad de objetivos y tendencias regionales e internacionales goza de una peculiar posición que conlleva crisis. La dependencia de la economía mundial al petróleo y la necesidad creciente de los países industriales a las reservas naturales de esta región se traduce en la convergencia de las políticas regionales con las políticas internacionales. Esta tensa situación le ha dado más importancia al sistema de defensa de nuestro país que se basa en la autosuficiencia. (Gozar de un buen sistema de defensa) en una situación de embargos y presión extranjera sólo se materializa si se confía en las potencialidades internas y el apoyo popular. El proceso de las amenazas regionales que han afectado a Irán ha sufrido cambios radicales y evoluciones palpables tras el triunfo de la Revolución Islámica. Esta situación tiene que ver con el cambio del papel regional de Irán y de nuevas orientaciones o tendencias que la República Islámica de Irán ha adoptado. En este nuevo proceso, Irán dejó de ser el gendarme y títere de las potencias en la región y adoptó la política de equilibrio (balance) negativo en el marco del lema “ni occidente, ni oriente” que significa no entrar en los tratados militares. El cambio de papel regional de Irán en la zona del Golfo Pérsico dejó sin efecto la función de la doctrina Nixon (presentada en el año 1969) y de esta manera la República Islámica de Irán no sólo había dejado de ser el guardián y garante de los intereses regionales y de seguridad de EE UU y sus aliados regionales, sino Irán fue presentado como el exportador de una revolución extremista que amenazaría los intereses del Occidente y de sus aliados regionales. Este proceso se percibió claramente en el apoyo de los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico al régimen de Saddam Hussein. Las peculiares posiciones de la República Islámica de Irán frente al régimen de Israel y el proceso de la paz de Oriente Medio, hizo que se extendieran las amenazas. Los grupos sionistas influyentes en la estructura de las relaciones exteriores de EE UU y países europeos no han dejado de esforzar, en los últimos años, por aplicar limitaciones e incluso guerras a la República Islámica de Irán. Toda esta situación se acompañaba por una notable guerra sicológica en contra de Irán. La posición del Golfo Pérsico en la estrategia de defensa y de seguridad de EE UU es de tal importancia que su gobierno aplicó la política de contención y de presión política,  militar y económica contra Irán en busca de objetivos geopolíticos. Pero este trato hostil no llevó a Irán hacia la estrategia militar expansionista. Más adelante fuimos testigos del fortalecimiento de la estructura de defensa de países árabes como el instrumento complementario de las estructuras militares de EE UU en la región pero tampoco esta política militarista pudo provocar a Irán y sólo terminó en una carrera armamentística entre los propios países árabes. La crítica situación de la región y la falta de estructuras sostenible de seguridad, aumentaba el nivel de las confrontaciones pero en esta tensa situación militar y política, Irán adoptó un comportamiento creativo de entendimiento para gestionar la crisis y este tipo de iniciativas diplomáticas que gozaban del apoyo popular contribuyó a la distensión con todos los países de la región. Aun así Irán no tuvo éxito en la creación de medidas de seguridad regionales.

Las estructuras de toma de decisiones en asunto de defensa en la R.I. de Irán

La política y la estrategia de defensa en la R.I. de Irán se fija en las estructuras y organismos como el Consejo Superior de la Defensa, El Consejo Superior para la Seguridad Nacional, El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y en los centros de estudios estratégicos de defensa. En las citadas entidades se toman en cuenta los indicadores relacionados con la preparación de las fuerzas militares para defender los valores vitales e intereses nacionales y según las necesidades se regulan los proyectos de logística, desarrollo del personal y la doctrina para su ejecución por las organizaciones correspondientes. En las citadas estructuras además de planificaciones operacionales y de defensa, se toman en cuenta parámetros económicos, sociales, diplomáticos así como los valores nacionales.

Según la Constitución, el Líder Supremo tiene la comandancia general de las fuerzas armadas y a él corresponde la declaración de guerra o paz según fuera el caso.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas del país es la máxima entidad para la planificación y elaboración de estrategia de defensa con el visto bueno del Comandante General de las mismas.

El Ejército de la República Islámica de Irán con sus tres componentes (terrestre, aéreo y la armada) es el encargado principal de asuntos de defensa del país en la paz y la guerra.

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica que nació con la misma revolución, en vista de sus múltiples papeles en la consolidación y en la defensa de la revolución, cuenta con una diversidad de funciones y según la Constitución cuenta con los tres componentes habituales más las Fuerzas de Qods y el Bassij.

El Ministerio para la Defensa se encarga de buscar el presupuesto y la financiación necesaria para las fuerzas armadas y sus organizaciones adscritas así como de la fabricación, actualización y reparación de material requerido por las fuerzas armadas. Conocer las innovaciones en las industrias militares del mundo y elaborar los mapas militares y de fronteras del país son otras funciones del Ministerio de Defensa.

La coordinación de Irán con futuros escenarios operacionales con el método de la lucha asimétrica

A continuación se enumeran algunas de las características de las futuras guerras:

La poca duración de los enfrentamientos, la alta extensión de la zona de combate, el uso de equipos avanzados (satélite y drones), la rápida y contundente ejecución, la adaptación de niveles tácticos, operacionales y estratégicos, la información básica sobre la situación política, económica, social, cultural y militar del enemigo, la rapidez en la transmisión de información desde las máximas entidades de toma de decisión hasta las niveles de ejecución, la preparación de la gente para eventuales guerras, la alta precisión de los armamentos, apuntar varios objetivos a la vez, la capacidad de coordinación entre distintas fuerzas, el uso de modernas tecnología para gestionar la guerra, ofensivas no continuadas, la unión de las zonas separadas de combate mediante rápidos movimientos terrestres, el papel de las coaliciones para evitar bajas humanas o pérdidas económicas unilaterales y la ejecución de operaciones sicológicas.

Según la visión tradicional, el ejército más grande es el vencedor y que un ejército grande sólo lo puede tener el país que tenga más población. Pero hoy día esta teoría se ha quedado desacreditada. La fuerza popular es la fuente más importante de defensa de cualquier país que puede desempeñar su papel en asuntos de inteligencia, operaciones, la logística y aspectos sicológicos. La gente tiene un papel decisivo en las guerras o en la paz mediante el suministro de fondos y materiales en el marco de una defensa movilizada y como el punto de apoyo y el factor de disuasión. Imam Khomeini transformó esta teoría en práctica en los primeros días tras el triunfo de la revolución dando la instrucción de la creación de Basij (movilización popular), una iniciativa que ha sido imitada por otros países de la región.

La no cabida de armas nucleares en la doctrina de defensa de Irán

Aquí les explico algunas razones sobre la no cabida de armas nucleares en la doctrina de defensa de la R.I. de Irán.

  • Se ha debilitado la posición de armas nucleares en las negociaciones e interacciones internacionales como armas de alto nivel e incluso se ha cuestionado seriamente el poder disuasivo de este tipo de ramas. La disolución de la Unión Soviética deja claro que el arsenal de armas atómicas no es suficiente para salvaguardar la seguridad nacional e incluso la integridad territorial de sus poseedores.
  • Intentar acceder a armas nucleares provocaría inevitablemente a los demás, lo que daría inicio a una clara u oculta carrera sin fin nuclear entre los actores. Esta situación convertiría al arsenal nuclear en una amenaza y fenómeno en contra de la seguridad del país.
  • Lo que ha alejado a Irán de las armas nucleares, además de cálculos lógicos, son las creencias éticas y religiosas. Es por esto que el Líder Supero de Irán ha declarado la prohibición del uso de ramas nucleares mediante la emisión de una fetua (veredicto religioso). Según esta fetua se ha prohibido la fabricación, la posesión y el uso de armas nucleares en la doctrina de defensa de la República Islámica de Irán.
  • La no cabida de armas sucias en la doctrina de defensa de la R.I. de Irán no se trata de una actuación táctica y provisional. Muestra de ello es que durante la guerra impuesta de 8 años, el ejército de Saddam Hussein empleó armas químicas contra nuestro país pero Irán aun que tenía la capacidad de fabricar dichas armas, nunca recurrió a armas químicas contra el enemigo.
  • Irán como una potencia estable regional y con sus extensión, la población joven, las grandes reservas naturales (petróleo, gas, uranio, litio, oro, plata, cobre) la ubicación geoestratégica, la alta potencia científica y capacidades convencionales militares, goza de una posición destacada en el mundo por lo que no necesita armas nucleares. Irán siempre ha demostrado su compromiso con la no proliferación de armas de destrucción masiva, apoya los grupos de desarme en los organismos internacionales y es el país que ha presentado la iniciativa de un Oriente Medio libre de armas de destrucción masiva.

Distinguidos Comandantes, profesores y estudiantes;

Hoy día situaciones como la existencia de armas nucleares, químicas y biológicas en los países sobre todo en aquellos que han quedado fuera de la supervisión de los mecanismos internacionales, la amenaza de emplear el arma nuclear contra los países independientes, la proliferación del terrorismo sobre todo el salvaje terrorismo takfiri, el apoyo a los terroristas por objetivos políticos, el envío de equipos militares a todas las esquinas del mundo, la conversión de los países en almacenes de armas, el expansionismo militar, la ocupación de países soberanos sin la autorización de la ONU, el tráfico de drogas, el tráficos de personas, la inmigración ilegal y la inseguridad en los mares constituyen los más importantes riesgos de seguridad para todo el mundo.

La paz y la seguridad internacional, las amenazan aquellos países que en el marco del neocolonialismo, invaden otros países en nombre de la libertad, la democracia y la seguridad;

Que en el marco de un nuevo apartheid científico, monopolizan las modernas ciencias y tecnologías;

Que se recurren a cualquier instrumento para derrocar gobiernos opuestos;

Que en el marco de una nueva dictadura, fijan agendas políticas para gobiernos y países soberanos;

Que hacen uso instrumental de los organismos y tratados internacionales;

Que emplean, con la lógica de la fuerza y el unilateralismo, el discurso de la sanción y amenazas frente a los países;

Que aplican el doble estándar y la discriminación ante las realidades regionales e internacionales;

Que imponen sus modelos políticos, económicos, de seguridad y de derechos humanos a los demás;

Que no respetan la soberanía de países independientes y que ante cualquier problema, presentan soluciones militaristas.

Todos necesitamos propagar la libertad, nacionalizar la seguridad, fomentar la justicia, moralizar los gobiernos, fortalecer el multilateralismo y sustituir la confrontación y la amenaza por la interacción y el respeto.

Gracias por su paciencia y su atención  

Teherán- MFA | Visa electrónica | Horario | Mapa | Galeria