Irán a abrir su diverso mercado

Irán a "abrir su diversa mercado para los inversionistas extranjeros"
 

 

La mejora económica

La diplomacia económica de la República Islámica de Irán ha adoptado, para la estabilización y el fortalecimiento de la economía, el enfoque de la economía de resistencia en el ámbito interno y el enfoque de la interacción constructiva a nivel internacional. La base de la economía de resistencia a nivel interno es la transformación de las actuales estructuras económicas y su reorientación hacia la producción interna reduciendo la dependencia de la economía a las rentas petroleras y así, liberar la economía del país de la venta del crudo, diversificando la economía nacional en sectores del consumo interno y las exportaciones. En su dimensión internacional, la diplomacia económica se basa en factores como distensión en las relaciones exteriores en base a la interacción constructiva, la resolución de los problemas mediante diálogo e interacción diplomática, y la facilitación de los mecanismos de cooperación mutua de la economía nacional y la economía internacional. En el ámbito interno, la consolidación de la economía frente a las crisis externas se basa en factores como apoyar la producción nacional; limitar la economía estatal; liberalizar la economía mediante la participación de inversiones no gubernamentales; atender a los expertos; promover el uso de nuevas tecnologías en base a características destacadas de los iraníes como la inteligencia, la creatividad, la capacidad de generar trabajos y el poder intelectual en áreas como la industria, el comercio, la agricultura y servicios; y lo más importante, reducir la dependencia de la economía a las rentas petroleras; concentrarse en vender productos derivados del petrolero en vez de la venta del crudo y diversificar las fuentes de ingreso del país sobre todo por vía de impuestos. A la vez, se toman en cuenta otros factores como controlar la inflación, generar empleos, estabilizar el tipo de cambio de divisas, frenar las especulaciones, la corrupción y el contrabando, y por último, proteger a las personas vulnerables y con menos recursos económicos. En el ámbito internacional, la República Islámica de Irán busca resolver los problemas en base a fórmulas recíprocamente beneficiosas y con diálogos amistosos. En caso de que este enfoque tenga éxitos, Irán abrirá su diverso y potencial mercado a los inversores extranjeros, quedando las inversiones extranjeras totalmente respaldada por la ley. Con la experiencia adquirida en los años de las sanciones, Irán busca diversificar sus socios extranjeros y encontrar economías complementarias que, lejos de las impuras tendencias políticas, estén interesadas en una sana y recíprocamente beneficiosa interacción económica. Mediante la aplicación de nuevas reformas en la Ley de Atracción y Protección de la Inversión Extranjera así como la transformación del formato de sus contratos nacionales, Irán envía un mensaje a empresas, bancos, industrias e inversores extranjeros que en vez de guardar sus capitales ante bancos con tipos negativos de intereses, miren el extenso y diverso mercado iraní con la mayor posibilidad de generación de beneficios. El gran esfuerzo de compañías extranjeras para entrar en el mercado iraní, mientras todavía no se han levantado las sanciones, demuestra esta realidad. Basándose en sus potencialidades, la economía iraní puede conseguir el objetivo de convertirse en el primer poder económico de su región.

Hay muchas ventajas que destacan a Irán de los demás países. Con la presencia de 40 sectores industriales en su Bolsa, Irán cuenta con una de las más diversificadas industrias de todo Oriente Medio y norte de África. Hay una alta diversidad en la minería y reservas de hidrocarburos de Irán. Grandes reservas de petróleo (4º a nivel mundial) y de gas (2º a nivel mundial), la energía nuclear así como capacidades para explotar la energía eólica y solar, le han dado una posición única a Irán. En las industrias de vanguardia como la automoción, Irán está en una buena posición a nivel mundial. Entre los países fabricadores de vehículos, Irán se situó en el 18º puesto en 2014. La fabricación de vehículos en Irán en 2014 registró una subida de 46.7% en comparación con el año 2013 y alcanzó la cifra de un millón cien mil unidades. El crecimiento de fabricación de vehículos de Irán en 2014 ha sido la segunda mejor cifra del mundo. En minería; Irán se sitúa en segundo puesto a nivel mundial, tras la India, en la producción de hierro esponja y según las planificaciones realizadas, el próximo año se situará en el primer puesto mundial en la producción del hierro esponja. Irán es, hoy día, el mayor productor de electricidad en todo Oriente Medio y exporta la misma a países vecinos como Turquía e Irak. Irán es el mayor productor de acero en Oriente Medio y uno de los productores del acero en el mundo mediante el método de la reducción directa. El mayor productor de cerámicas, plomo y zinc en Oriente medio; el tercer puesto en la explotación de piedras decorativas; el 4º productor de zinc; el 9º productor de cemento; el 17 º productor de acero; el 10º productor de cobalto; y ser uno de los productores avanzados de cuero, aluminio, manganeso y cobre en el mundo, son otros aspectos económicos destacados de Irán. Desde el punto de vista de la variedad de productos agrícolas, Irán se sitúa en el 4º puesto del mundo. Otra ventaja de estar presente en el mercado de 80 millones de habitantes de Irán es su acceso al mercado de 350 millones de personas de su entorno a los que existe un fácil acceso por puertos, rieles y carreteas. Con el fin de aumentar su aportación al comercio internacional, Irán busca seriamente la creación de condiciones aptas, transparente y seguras para inversores extranjeros mediante la prestación de apoyo legal, la reducción de la intervención del Gobierno en los asuntos, la reducción de gastos previstos para intercambios, y otras facilidades como el derecho de la propiedad, el fomento del ambiente de competitividad efectiva, la facilitación de inversiones, el levantamiento de obstáculos ante inversiones y poner fin a la discriminación entre el sector estatal y el sector no gubernamental. Irán tiene previsto aumentar sus relaciones, en los próximos años, con organismo internacionales, concretamente con la Organización Mundial de Aduanas, así como incrementar las cooperaciones regionales y suscribir las importantes convenciones aduaneras. Estas acciones contribuirán a la mejora de la posición de Irán en los rankings mundiales y anunciarán la buena situación económica del país a los inversores extranjeros y reducirán los riesgos de la inversión en el país.

Esforzar por un notable y constante crecimiento económico, el desarrollo eficiente, una economía en base a la ciencia, expandir el bienestar entre toda la población, reducir la pobreza, conseguir el empleo total y aumentar la renta per cápita son algunos de los principales ejes del Documento de Perspectiva de Irán de 20 años. Según este plan de 20 años, las prioridades de las políticas económicas del país han sido establecidas en la reforma del sistema de aduanas, el sistema de bancos y seguros, el sistema tributario, el mercado de capitales, reformas estructurales, la mejora del ambiente de trabajo y negocios, la lucha contra la corrupción, la disciplina financiera y administrativa, la privatización, la supresión objetiva de los subsidios, el fomento de las infraestructuras de la sociedad, la economía electrónica y la atracción de inversiones extranjeras.

Un futuro esperanzador:

La activa participación de Irán en las ecuaciones económicas del mundo dará lugar a un buen espacio para presentar sus altas potencialidades económicas y creará la oportunidad de aprovechar la estructura de segura cooperación comercial e industrial con el país más estable de Oriente Medio para las empresas extranjeras. El sector económico interno y extranjero obtendrán el mayor beneficio de un mejor clima en las interacciones internacionales. Se levantarán las preocupaciones de las compañías extranjeras para entrar en los beneficiosos proyectos de Irán, quienes gozarán del beneficioso comercio con Irán así como cooperaciones técnicas y tecnológicas en todas las áreas como los seguros, la banca y el transporte sin la amenaza de un tercer país. El mercado de 78 millones de habitantes de Irán, en vista de su alto potencial de inversiones por sus recursos naturales y humanos, su barata energía y la ubicación geográfica, puede poner en manifiesto, a las empresas extranjeras, la realidad de la necesidad de mirar a Irán como el polo económico de la región. El mercado iraní ha estado fuera del alcance de las empresas occidentales en los últimos años y se ha convertido en una economía alineada hacia el oriente, aprovechada mayoritariamente por empresas chinas e hindúes que han podido quedarse con las porciones de Europa y EE.UU., aumentando fuertemente su participación en el mercado iraní mediante las iniciativas tomadas. El levantamiento de los obstáculos comerciales actuales podrá abrir las puertas de Irán hacia las compañías occidentales en vista de las altas potencialidades en áreas como la inversión, las exportaciones, las importaciones y etc.

Si los inversores extranjeros quieren invertir en Oriente Medio, no encontrarán un país más seguro y más estable que Irán desde el punto de vista económico, político y social. La situación y las posibilidades de Irán son de tal manera que los socios extranjeros pueden trabajar fácilmente con empresas iraníes en proyectos conjuntos de capital y recursos humano y conquistar los mercados de la región. Con 6 zonas francas y 19 zonas especiales económicas con atractivas ventajas para inversiones, Irán presenta aptas condiciones ante los empresarios e inversores. En lo que se refiere a la seguridad de las actividades económicas, el país ha aprobado distintas leyes en los últimos años para proteger la inversión extranjera. Por ejemplo, La ley de Impuestos, las abundantes exenciones tributarias para actividades productivas o la Ley de Promoción y Protección de la Inversión Extranjera han ofrecido las garantías necesarias a los inversores extranjeros ante cualquier riesgo no comercial y garantizan la total libertad para sacar del país todo el capital y los beneficios devengados. La petroquímica, la automoción y las actividades bancarias son algunas áreas que podrán ser de interés de las compañías extranjeras, una vez concluidas las negociaciones (nucleares) consiguiendo resultados positivos. Irán cuenta con una enorme cantidad de reservas certificadas de petróleo, gas natural y diversos minerales. El desarrollo de las infraestructuras es una de las prioridades del gobierno iraní y una buena oportunidad ante los inversores internacionales. De hecho las gigantes petroleras del mundo se han acercado desde ya al mercado iraní y están en curso distintas negociaciones sobre los proyectos a realizar. En vista de su bajo riesgo y alta rentabilidad, la industria petroquímica de Irán es muy apta para inversiones extranjeras. Irán ha cambiado totalmente los anteriores “contratos de recompra” y ha ofrecido incentivos y garantías legales para que los inversores extranjeros gocen de los garantizados beneficios. Lógicamente el levantamiento de todas las sanciones económicas y la facilitación de los intercambios monetarios, financieros, crediticios y de seguros mejorará el clima para la presencia de los inversores extranjeros en Irán. Nosotros esperamos que tras la implementación del Plan de Acción Conjunta, todas las sanciones aprobadas por el consejo de Seguridad de la ONU así como las sanciones económicas y financieras aprobadas por la Unión Europea o EE.UU. sean levantadas enseguida. La posibilidad de constituir sociedades mixtas para entrar en los proyectos de infraestructuras de Irán o de los países vecinos (industria, minería, infraestructuras de comunicación y etc.) será una de las vías de la participación más activa de las compañías extranjeras en Irán.

La cercanía geográfica a un mercado de 350 millones de habitantes de los países vecinos de Irán (Asia Central, área caucásica y Afganistán), la rentabilidad económica y la existencia de infraestructuras como puertos, carreteras y rieles con ellos y sobre todo la existencia de intercambios históricos comercial, culturales y sociales con los pueblos de la región, han convertido a Irán en el mejor corredor de comunicación de la región. Las actuales acciones indican una voluntad nacional para activar las infraestructuras necesarias del tránsito que contribuirá al dinamismo del Corredor Norte Sur. Este corredor reducirá el tiempo y los gastos para el transporte de productos desde sureste de Asia a Europa en un 30% y 40% respectivamente. Para este fin, Irán aprovechará las potencialidades de la Organización ECO y la Organización de Cooperaciones Shanghái.

El petróleo y el gas; el poder del futuro

Entre los distintos proyectos existen decenas de bloques de exploración con posibilidades de éxitos superiores al 70% que ponen un gran horizonte ante esta industria mundial. En el desarrollo de campos petroleros al oeste de Irán, por ejemplo en los campos Azadegan, Yadavaran, Darkhoeen, Yaran y algunos otros, podemos aumentar la capacidad de la producción del petróleo de Irán en un millón de barriles al día. El Ministerio del Petróleo de Irán ha previsto, en el marco de un plan de 4 años, un aumento de producción de 700 mil barriles diarios en dichos campos. El aumento del reciclaje del petróleo, sobre todo en los campo en explotación, es otra de las prioridades del Ministerio del Petróleo que puede ser de mucho interés para la cooperación con prestigiosas compañías de petróleo. Los campos Ahvaz Asmari, Maroon Asmari, Bibi Hakimeh, Gachsaran, Aghajari, Rag Sefid, Mansoori Asmari, Pazanan, Karanj, Parsi y Shadegan son unos ejemplos para dicha actividad. Hoy día nuestros vecinos, sombre todo en el Golfo Pérsico, necesitan el gas por sus proyectos de desarrollo. Actualmente algunos de estos países importan gas natural licuado mientras que con la instalación de gasoductos se puede sufragar todas sus necesidades y expandir las cooperaciones energéticas a otros sectores políticos y económicos y comerciales. Irán ha expresado, de igual manera, su disposición para suministrar una parte del gas que necesita Europa mediante gasoductos o tanqueros. Los inversores extranjeros son las herramientas para la materialización de este proyecto.

Paralelo con las inversiones y el desarrollo de la industria petrolera y gasífera, el enfoque de nuestro gobierno se ha centrado en otras fuentes de ingresos para que así se reduzca la dependencia del las rentas del país de las exportaciones del crudo. Para este fin, hace falta un mayor desarrollo de las infraestructuras del país para la optimización de los ingresos y su diversificación sobre todo en áreas como el turismo. Lógicamente la potencia y la capacidad de las reservas y las producciones energéticas de Irán son de ayuda para los demás sectores en el mediano plazo. De todas formas Irán es uno de los más ricos países de la región y cuenta con grandes reservas de petróleo y gas. Irán tiene una de las mayores producciones del gas en el Mar Caspio y el Golfo Pérsico. Es un gran mercado para Occidente que hasta la fecha ha estado cerrado. Aun así esta situación nos creó una oportunidad para desarrollar aun más esta área y las demás áreas económicas.

En estos momentos la mayor parte del gas de Irán se exporta a países de Asia Central y Turquía. En un futuro, Europa también podrá importar parte del gas que necesita desde Irán. Creemos que las infraestructuras y las especiales capacidades de transporte de energía de España así como las rutas del este de Europa han preparado buenas condiciones para la exportación del gas de Irán hacia el continente. Asia también puede ser otro de los clientes del gas iraní mediante gasoductos. En 2014 Irán ha tenido una producción diaria de 3,6 millones de barriles de petróleo. El objetivo previsto para el año 2018 es una producción diaria de 5,7 millones de barriles. El levantamiento de las actuales sanciones podrá despejar el camino para la vuelta de las compañías petroleras europeas al mercado energético de Irán y de hecho estas compañías ya han mostrado un alto interés para este fin. Desde hace un mes, decenas de delegaciones de compañías occidentales han viajado a Teherán para estudiar su vuelta a este atractivo mercado. Así que en estos días estamos viendo una competición entre las occidentales para conseguir la mejor oportunidad del inicio de los intercambios comerciales con Irán. Además de los sectores arriba mencionados, Irán tiene una significativa exportación de electricidad a sus países vecinos. Turquía como uno de los principales importadores del gas iraní podrá ser uno de las vías de exportación de gas hacia Europa. Buscar la cooperación de las compañías petroleras internacionales y su participación en el proceso de los exploraciones y el desarrollo de los campos, sobre todo en los proyectos de reciclaje en los grandes campos petroleros del país y el desarrollo de estas cooperaciones en todas las zonas terrestres y marítimas incluyendo cooperaciones técnicas, financieras y administrativas son otros de los planes del gobierno iraní. La transferencia de las modernas tecnologías al sector de la exploración y producción en la industria petrolera y gasífera del país así como el aumento de las capacidades internas con el objetivo de la participación independiente o asociada de las empresas iraníes en los mercados internacionales, es otra de las estrategias del país. El alto potencial del petróleo y gas de Irán y el tipo de sus estructuras geológicas, han convertido al país en un lugar apto para inversiones petroleras de manera que la cantidad del riesgo negativo y los costes para las empresas son muy bajos, incomparables con otros países. Con el levantamiento de los obstáculos pasados se puede decir que todo está preparado para el inicio de una nueva era de cooperaciones entre esta industria iraní y las grandes y prestigiosas empresas internacionales.

Los mini proyectos del gas natural licuado (mini LNG) o los distintos proyectos petroquímicos llamados los GTPP (la conversión del gas e propileno) así como el plan integral del complejo de refinería de 480 mil barriles de ¨Siraf¨ son unos ejemplos en esta área. El campo “South Pars” es el mayor campo gasífero independiente del mundo. En estos momentos hay 10 fases en explotación en este campo y está previsto el desarrollo de otras 17 fases convencionales con una capacidad superior al 450 millones de metros cúbicos al día de gas natural y unos 700 mil barriles al día de gas natural condensado. Esta capacidad de producción de gas podrá, junto con otros proyectos, cambiar totalmente la situación de este sector en la región y en el mundo. La ejecución de proyectos relacionados incluyendo la instalación de unidades de Gas Natural Licuado con el fin de exportar a países extra regionales es otra de las potencialidades de inversión paralelamente con los proyectos de este campo. Se están planificando proyectos de GNL para exportar a mercados más lejanos, lo cual da lugar a la posibilidad de inversiones y participaciones de compañías internacionales. De igual manera han sido previstos extensos planes para la renovación de las refinerías existentes y la construcción de nuevas. Se ha diseñado un extenso programa para el desarrollo de las nuevas unidades petroquímicas que requieren de una inversión de 75 mil millones de dólares en un período de 8 años. Dicha inversión aumentaría la actual producción petroquímica de Irán (20 mil millones al año) a 70 mil millones de dólares anuales. Esta gran inversión, preparará muchas oportunidades para inversores, comerciantes e ingenieros dentro y fuera de Irán.

La agricultura:

La producción agrícola de Irán asciende a más de 90 millones de toneladas al año. Irán se sitúa entre los primeros 10 países del mundo en la producción y exportación de productos agrícolas sobre todo en productos de jardín. En este sentido, Irán es el primer productor mundial de Azafrán, granada, y pistacho; el segundo productor de dátiles y de albaricoqueros; el tercer productor de higos y cerezas; y el cuarto productor mundial de nueces y manzanas. En las producción de 22 productos importantes agrícolas, Irán está en la lista de los primeros 7 países del mundo. En trigo es el 18º productor a nivel mundial. Es el cuarto productor mundial de manzanas, membrillos, nueces y goma arábiga. Las estadísticas de la FAO indican que Irán es el quinto productor mundial de gusano de seda; sexto productor de melocotón, cebollas y limón; y el séptimo productor de tomates, naranja, kiwi, avellana, ciruela y menta. En vista de la extensión del país y su adecuado clima, existen infraestructuras necesarias para el aumento de la producción agrícola y las empresas que operan en el área de la agroindustria gozarán de incentivos gubernamentales.

Existe una excelente posibilidad de cooperación para la participación, tanto por inversiones como por ofrecer tecnología, de empresa extranjeras en la producción, empaquetamiento y el mercadeo de productos agrícolas de Irán en los mercados mundiales. Existen extensas áreas para cooperaciones recíprocamente beneficiosas en la gestión del agua y el desarrollo de la pesca. 1700 kilómetros de frontera acuática de Irán en el Golfo Pérsico y el Mar Omán y el acceso al Océano Índico, ha generado una única oportunidad para la participación de empresas extranjeras en dichos proyectos.

El fortalecimiento de cooperaciones con otros países y el aumento de colaboraciones y relaciones desempeñan un papel importante en el mejoramiento de la imagen de Irán el pro de sus productos. Mostrar las realidades del atractivo mercado de Irán así como su estabilidad y seguridad económica también tiene un papel efectivo al respecto.

Muchos países del mundo sobre todo de Europa y Asia constituyen el mercado de exportación de los productos agrícolas de Irán. Entre ellos se puede nombrar los siguientes: Rusia, Alemania; Austria, España, Estonia, Escocia, Inglaterra, Bélgica, Bosnia, Hungría, Suiza, Francia, Suecia, Italia, Holanda, Jordania, Kuwait, Irak, Arabia Saudí, Omán, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Turquía, Azerbaiyán, Afganistán, Australia, Taiwán, China, Singapur, Filipinas, Vietnam, Hong Kong, Nepal, Malasia, la India, Japón, Sri Lanka, Canadá y Mauricio.

El turismo:

Irán tiene una extensión de 1.648.000 kilómetros cuadrados, un clima de cuatro estaciones y una civilización milenarias que han hecho que cada esquina del país tenga algo que decir. Según la información de la Organización Mundial del Turismo, Irán es el 10º país atractivo y con alta capacidad en la industria del turismo y es el 5º país en ecoturismo. Además del monumento de Persépolis, los restos del imperio aqueménida como la tumba del Shah de dicha dinastía (Pasargada) y edificios y otros monumentos arcaicos, Irán les interesa a los turistas por sus aspectos culturales y famosos poetas como Hafez de Shiraz y Saadi. Además de los monumentos de la era preislámica que se encuentran en la actual provincia sureña de Fars, otras ciudades como Isfahán, Tabriz, Mashad y Hamedan albergan monumentos pos islámicos. Muchos de los monumentos de Isfahán como la plaza de Naqshe Jahan y las mezquitas de esta ciudad están registrados en la lista de patrimonio de la humanidad de la Unesco. Yazd, otra ciudad antigua iraní con 700 hectáreas de tejido histórico, ofrece atracciones de desiertos de kavir en el centro de Irán. Los kavires centrales de Irán (como el Lut, Maranjab y Shahdad) son intactos y reciben muchos turistas de todo el mundo. El Mar Caspio, el Golfo Pérsico y el Mar Omán son otras atracciones turísticas del país. La isla de Kish como una perla situada en el Golfo Pérsico constituye una de las mejoras atracciones acuáticas turísticas del país. Visitar los acuarios marítimos de esta isla y sobrevolar el Golfo Pérsico es un deseo para muchos turistas extranjeros que, por supuesto, pueden visitar la isla sin necesitar visados. En el Mar Omán está situada una isla que en realidad en ella se puede contemplar la atracción de un océano: la isla de Ormuz con toda su tierra colorada y el agua transparente es de interés de los turistas. Además, Irán recibe muchos turistas religiosos y es el destino de muchos musulmanes con fines de visitar lugares religiosos. En los últimos años ha habido un incremento en el ecoturismo y el turismo de salud de Irán.

Una de las características de Irán, importante desde el punto de vista turístico, es la existencia de altas montañas, valles, llanos, kavires, ríos y distintos lagos que han permitido gozar de las cuatro estaciones a la vez en distintas zonas del país, de manera que en invierno se puede disfrutar de deportes acuáticos en el mar al sur del país; dedicarse a esquiar en las montañas de oeste y noroeste del país; y al mismo tiempo disfrutar de un clima primaveral en las ciudades litorales del Mar Caspio. Entre el Mar Caspio y las cordilleras Alborz se ha situado una preciosa ribera llena de hermosos bosques. Los literales del Golfo Pérsico que tiene una parte de rocas y otra de arenas y pantanos, no tienen la homogeneidad de los literales del norte del país. Las provincias sureñas del país, sobre todo Juzestán, que forman parte de la Mesopotamia, son planas y con una mínima altura del nivel del mar. Si un turista pasea por las montañas del norte o del oeste de Irán encontrará preciosas ciudadelas, aldeas y jardines que generarán su asombro. Otra característica del territorio iraní es la notable altura de la meseta de Irán desde el nivel del mar, de manera que la mayor parte de la tierra iraní está situada en una altura mayor a los 1000 metros sobre el nivel del mar. Las grandes cordilleras de Alborz desde el norte, las montañas de Zagros en el oeste y las montañas que van desde Jorasán hasta Baluchistán han rodeado el país.

La presencia de turistas en un país con 7 mil años de civilización es una experiencia inolvidable. Irán es el origen de alguna de las civilizaciones más antiguas del mundo. La cantidad de los monumentos arcaicos del país registrados ante UNESCO alcanza 17 casos que sitúa al país en el puesto 9º a nivel mundial. La existencia de una variedad religiosa y étnica es otra de las potencialidades del país. Al viajar a Irán, los turistas extranjeros además de visitar los aspectos de la arcaica civilización iraní y las atracciones turísticas, comerciales, religiosas, educativas, médicas y deportivas, conocerán una sociedad diversificada religiosa, cultural y étnicamente que cuentan con sus propias estructuras religiosas y administrativas. Según los informes internacionales, se prevé que el sector turístico del país experimente un crecimiento anual del 5% hasta el año 2020, un crecimiento que seguramente será mayor en comparación con otros sectores económicos. Aun que el país cuenta con uno de los mayores recursos turísticos del mundo, no ha podido conquistar su merecida posición en este sector debido a acontecimientos regionales y la contaminación del comportamiento de los países por objetivos políticos. En una situación normal y en vista de sus potencialidades turísticas, Irán debería estar entre los 10 primeros destinos de turistas extranjeros a nivel mundial. Con el desarrollo de su industria de turismo, Irán busca, al igual que otros países, generar ingresos y empleos, diversificar la economía y contribuir a la privatización pero al mismo tiempo intenta promover el diálogo entre la genta, los intercambios intelectuales, la presentación objetiva de las costumbres, tradiciones, culturas, ética y el espíritu pacifista de los iraníes así como la convivencia pacífica entre distintas etnias del país. En pocos países del mundo se puede ver que, en base a instrucciones culturales y religiosas, al turista se le contemple como un invitado. Muchos turistas extranjeros que han visitado Irán admiran a los iraníes por su hospitalidad y los consideran dueños de cultura, artes, literatura y ética. Para un país que ha sido, durante casi 4 décadas, objeto de una gran campaña hostil, es más valioso enviar este mensaje cultural que sacar ingresos económicos. Irán considera a todos los turistas, de cualquier país y región, como sus embajadores culturales.

Hay muchos lugares en Irán que constituyen las prioridades de turistas occidentales. Además de los lugares históricos, se han visto un gran interés por visitar las estaciones de esquí y la naturaleza del país. Creemos que es posible pensar en el desarrollo de estas infraestructuras con la participación e inversiones de los europeos. Existen buenas condiciones para cooperar en el área de la restauración de los monumentos históricos. Daremos la bienvenida a las inversiones europeas en áreas como la construcción de hoteles y complejos para hospedaje y entretenimientos. El Foro Mundial de la Economía (WEF)en un informe titulado “el índice de la competitividad en turismo y viajes” ha hecho un estudio sobre 141 países del mundo en el año 2015 y ha presentado a Irán como el más económico destino turístico del mundo. Irán expide visados para turistas de 190 países del mundo al entrar en el país con una vigencia de 14 días, renovable por un período igual sin la necesidad de salir del país. Por sus atracciones turísticas como el monumento Persépolis y las históricas ciudades de Isfahán y Shiraz, Irán ha estado en puestos superiores de la tabla de destinos turísticos del año pasado, presentado por prestigiosas publicaciones como el Financial Times o The Guardian. Éstas son potencialidades que podrán desarrollarse con la cooperación de empresas europeas con sus inversiones, conocimientos y experiencias. En vista de las valiosas experiencias de las empresas españolas en la industria del turismo, acogeremos cualquier proyecto de cooperación que se presente al respecto.

http://www.theworldfolio.com/interviews/iran-to-open-its-diverse-market-to-foreign-investorsambassador-/3556/

 

 

Teherán- MFA | Visa electrónica | Horario | Mapa | Galeria