Turismo - Irán 3

 

 

 

Elborz

 Elborz. La cordillera Elborz es el accidente geográfico que más afecta al clima en el norte del país. Actúa alterando la circulación de los vientos constituyendo una barrera infranqueable para el aire cargado de humedad procedente del Mar Caspio; esa humedad choca con las montañas se enfría y se convierte en lluvia. El mar actúa como un gran termostato realizando una función moderadora de las temperaturas. Los aires siberianos se templan al pasar sobre el mar y alcanzan las costas iraníes, con unos cuantos grados de más.

 

Desierto Lut

 

Irán es un país poco lluvioso. El desierto Lut al este del país es la zona más seca frente ciudades tan lluviosas como Astara y la provincia de Guilán que se encuentran al norte. En la meseta se dan temperaturas altas y muy altas entre los meses de abril a septiembre. Los inviernos son rigurosos y fríos; la nieve cubre las cordilleras del norte y parte del oeste del país. Las restantes partes del año son épocas de transición. Las costas del golfo Pérsico y mar de Omán gozan de inviernos suaves o incluso cálidos. Durante el verano se alcanzan valores extremos, casi tórridos. La costa del Caspio es la más templada, aquí el calor nunca es acusado ni tan siquiera en verano y de la misma manera los inviernos son moderados, sin alcanzarse las temperaturas mínimas que pueden darse en la meseta.

 

 Transporte

AviónIrán es un país de largas distancias; entre un punto y otro a veces les separa un paisaje desértico y monótono. Esas premisas ya serían motivo para decantarnos por el avión cuando se trate de recorrer de un tirón muchos kilómetros, pero si además nos encontramos con unas tarifas aéreas de las más baratas del mundo, parece clara cuál es la solución óptima. La mayoría de las capitales provinciales y de las islas cuenta con un aeropuerto. Las conexiones son frecuentes entre las principales ciudades del país. Operan varias compañías, la más importante es Irán Air.

BilletesLos billetes de avión se compran en agencias de viajes o en los aeropuertos. Los pasajes se pagan en rial. Iran Air, la compañía de bandera, es la que tiene más enlaces regulares entre ciudades.

AeropuertosTeherán tiene dos aeropuertos internacionales. El primero en ser construido es Mehrabad y el segundo se llama Imán Khomeini con 15 kilómetros cuadrados a los 35 kilómetros del sudoeste de Teherán cuenta con una capacidad de 7.5 millones de pasajeros al año.

Aeropuerto Imán Khomeini

 

Estaciones de autobús

Teherán tiene 4 estaciones principales desde donde se puede hacer viajes a otras ciudades del país y algunos países vecinos como Georgia y Turquía: C/ Damavand, C/ Azadi, P/Aryantin, C/Besat

La compra de sus billetes es posible, acercándose a la estación, por teléfono y por internet desde diferentes páginas aunque sólo vienen en persa: http://www.payaneh.ir/fa/

Cuando calculemos la duración del trayecto hemos de determinar entre 55 y 65 km/h. efectivos (paradas para recoger y dejar gente, controles, comidas, etc.). Es muy importante, antes de salir, cotejar que el billete coincida con el autobús que realmente necesitamos, el chofer es quien mejor nos informará.

 

Los precios pueden variar según la clase en que se quiere viajar, el autobús el asiento que elige y la distancia. Mientras el precio turista del viaje en autobús Teherán-Qazvin (de 2 a 3 horas de viajes) sale casi 2 euros (si cada euro vale 4000 toman), el viaje Teherán-Chabahar (casi 20 horas de viaje) cuesta casi 12 euros.

Tren

Puede ser conveniente en viajes muy largos, en horario nocturno y si deseamos aprovechar para dormir, evitando una noche de hotel. Para distancias medias o cortas, la mejor opción son los autobuses y taxis. Si nuestro viaje ha de ser de noche y largo, optaremos por la primera clase, dispondremos de una plaza en cabina de 4 ó 6 personas. Estos trenes llevan vagón-restaurante o en el peor de los casos hay un servicio de venta de comidas y bebidas. En el caso que podamos escoger entre tren "Express" o "Regular" el primero para solamente en las principales estaciones.

En los trenes los compartimentos son repartidos así: las familias juntas; los solteros y las solteras por separado. Los grupos turísticos tienen la misma consideración que las familias.

Las estaciones de tren de Teherán además de posibilitar el viaje entre ciudades, llegan a países como Turquía y Siria.

 

Estación de trenes Teherán

 

Se puede comprar los billetes en internet desde la página:

http://www.rai.ir/Index.aspx?page_=news&lang=1&tempname=showpassenger&sub=0&PageID=5134&PageIDF=2003&BlockName=tool_news_sample_tempt_block533

También permite cambiar el idioma al inglés. Los precios son muy variables debido a la cantidad de servicios y comidas que de los que el pasajero puede disfrutar. En el caso de trenes normales, clase turista y sin comida no suelen variar mucho de los precios de autobuses.

En el caso de trenes de lujo, lógicamente se aumentan los precios notoriamente.

Cabina privada tren de lujo Teherán-Mashhad

 

 Viaje interurbano

Metro de Teherán

El metro de Teherán es el transporte público más rápido y cómodo. Es moderno, pues no pasa mucho tiempo de su puesta en marcha. Los vagones de mujeres y hombres van separados. Su plano actual contiene 6 líneas a las que en el año 2016 se añadirán 2 líneas más llegando a tener el plano que aparece en la página web: http://www.aryanews.com/Uploads/NewsPics/20150629170920763.jpg

 Para tener el plano de metro, pueden bajar su aplicación en la cual el nombre de cada parada también viene en latín desde la página web:

https://cafebazaar.ir/app/co.fardad.android.metro/?l=fa

El precio de los billetes tanto para uno como para dos viajes no llega ni a 50 céntimos (con el euro a 4000 toman).

Autobuses en Teherán. Si bien existe toda una red de autobuses normales y rápidos en Teherán, se recomienda el uso preferente de taxi servis, en su ausencia taxis normales y en su ausencia el metro de Teherán para moverse por la ciudad más grande del país persa.

Taxi. Tenemos dos opciones para los recorridos de media distancia. Los taxis privados y los taxis compartidos (savarí). Los taxis privados pertenecen a agencias que abundan en Irán y se llaman (taxi servis). Para pedir un taxi privado llama con antelación desde su residencia a la agencia que más cerca le pille y pide un taxi para tal fecha y hora para tal destino. Cada hotel o residencia se encarga de pedir taxi privado que son cómodos, seguros y baratos. El taxi privado es la mejor opción para las distancias cortas y medias. Podremos parar cuando queramos, ya sea a fotografiar, para comer o lo que se tercie. El taxista puede esperarnos durante las visitas. Los taxistas, en principio son honrados pero es obligado fijar el precio antes de partir. No se suele dar propina, a menos que consideremos que el taxista haya realizado más trabajo que el encomendado (llevarnos el equipaje, buscarnos hotel, etc.).

El taxi compartido es un sistema de transporte entre los iraníes, suelen ser veloces, ya que no debe parar a recoger y dejar pasaje. Los vehículos admiten 4 pasajeros, uno delante y tres detrás. El vehículo no arranca hasta que está lleno. Los precios son fijos y no se dan propinas. El taxi privado es sin dudas el medio de transporte más rápido, eficaz y cómodo para las distancias cortas y medias. Podremos parar cuando queramos, ya sea a fotografiar, para comer o lo que se tercie. El taxista puede esperarnos durante las visitas. La mejor manera de alquilar un taxi es pidiéndolo por teléfono (en los vestíbulos de hoteles suele haber una persona encargada de solicitar taxis).

Gastronomía

La cocina iraní es rica y variada y cuenta con dos factores que le ayudan a mantener muy alto su nivel. Por un lado en el país se encuentran productos de primerísima calidad, por otro se cuenta con una larga tradición en la que la suma de muchas culturas da como resultado la cocina popular de hoy en día. En la mesa iraní siempre hay pan, verdura fresca y agua. El arroz suele acompañar los guisos y en la zona norteña es imprescindible, así como la sal, la pimienta y el somag, una especia suave.

Guiso Qeimeh

 

El arroz Morassa

 

Hay diversas clases de pan. Es usual que se sirva toda la comida de una sola vez, sin un orden establecido de primer y segundo plato, lo que si se hace es comer primero los manjares fuertes y después los más ligeros. Después de la comida, normalmente se sirve el té con dulces. El secreto de la cocina es la proporción entre los diferentes productos tanto crudos como cocidos, jugando con el sabor, el olor y el color.

Las comidas de origen extranjero tales como el espagueti y la pizza se hacen a la iraní.

Espagueti a la iraní

La variedad iraní de pizza con verduras típicas de Irán

Cuando estemos en ruta, la comida que encontraremos por doquier es el kebab, normalmente de carne de cordero o el chelo kebab, cuando se acompaña de arroz.

 

 

El agua embotellada y bebidas tipo cola, limonada o naranjada, siempre estarán disponibles. El pan (nun en persa) puede ser tradicional o moderno. El pan tradicional se prepara de cuatro formas: Barbari, confeccionado con harina blanca, es como una torta fina de finales romos, de unos 40 o 60 cm., originalmente es típico de zonas azeríes. Hoy en día, se vende y se come en todo el país.

 

El horno de nun sangak

 

El pan sangak, es parecido al anterior, pero fabricado con harina integral, tiene un grosor de 1 a 2 centímetros, es el más popular del país. La masa de sangak se abre dentro del horno, por encima de gravas. Cuando lo sacan del horno puede que se haya quedado pegado algún que otro guijarro al pan y se separa sin ningún problema. El lavash se hace de harina blanca, es muy fino y se puede enrollar. El taftun, más grande que lavash y menos fino, también se elabora con harina blanca.

 

 

Restaurantes:

Es recomendable que el viajero intente probar el mayor número de platos distintos, y que sin ningún tipo de reparo se detenga a comer tanto en los modestísimos puestos callejeros como en los mejores restaurantes del país. En general existen dos tipos de restaurantes: los tradicionales donde nos sorprenden con la calidad artística de su espacio y en algunos casos con música tradicional en vivo.

 

Restaurante tradicional

 

En los restaurantes modernos, además de la comida iraní se sirve alguna que otracomida occidental aunque en algunos casos están adaptadas con las especias típicas de Irán como es el caso de azafrán. Pasa lo mismo en lo referente a la decoración que siempre conserva un elemento original de Irán. Tal es el caso del Restaurante Namak en Shiraz cuyo establecimiento moderno se ha hecho con sal y en forma de cuevas de sal en Irán.

 

 

Comer en Irán es muy barato, por lo que el turista europeo puede permitirse muchos lujos y seguro que el paladar lo agradecerá. El visitante no debería marcharse sin haber comido cuando menos las siguientes especialidades tan típicamente iraní: Ash, que es un potaje típico y uno de los platos básicos en la dieta, muy simple y sabroso, se prepara de diferentes maneras, dependiendo de la región. Se prepara con lentejas, yogur, fideos, frutos secos, etc.

 

Ash de verduras

 

Abgusht, también llamado Dizi: cocido de carne de cordero y garbanzos. Todo un rito a la hora de servir (un recipiente con el caldo, otro con el cocido, un mortero) casi podríamos definirlo como el plato nacional iraní. Cada región tiene su particular manera de prepararlo, lo encontraremos con alubias, berenjenas, con riñones de cordero salteados, etc.

 

Abgusht servido en su plato tradicional

 

Si pasamos mucho tiempo en Irán y nos hemos de cansar de un plato, casi seguro que sería del grupo de los kebabs. Lo aburriremos porque es el que más veces repetiremos, cuando no hay donde escoger la única opción será un kebab. Los más comunes son el Chelo Kebab, arroz hervido con cordero, y Yuye Kebab, pollo a la parrilla. En la zona del Mar Caspio resulta imperdonable no comer kebab de esturión. En Tabriz hay una variante de kebab llamada en farsi shishlik o en lengua azerí pizola, que consiste en un pincho en la que se ensartan costillas de lechal, se acompaña con tomates y pimientos verdes, a veces esos pimientos son muy picantes.

En otras partes del país el acompañante del kebab suele ser el arroz, tomates asados, zanahoria rallada o remolacha, junto al pan se sirven cebollas crudas.

 

Otros platos que no podemos pasar por alto son los guisos a base de berenjena, como el mirza gasemí, preparado de berenjena, mucho ajo, huevo y tomate, o el kashquebademjan, típico del centro y sur del país. Una "delicatesen" el bogaligatak, habas guisadas con huevo, ajo y especias. Los encurtidos en vinagre son pura delicia, en el Mar Caspio no falta nunca el sir, que son ajos en vinagreta. Por todas partes nos servirán torshi y jiarshur, pepinillos en vinagreta.

 

Variedad de comidas típicas del Norte (Mar Caspio)

 

El yogur, en farsi mast, forma parte del menú diario de todo iraní. Es muy recomendable comerlo siempre que tengamos ocasión, ya que será la mejor medicina preventiva que podremos tomar durante el viaje. Se prepara en ensalada, con ajo, con hierbabuena, mezclado cono fruta fresca, con miel y hasta un sinfín de variedades. Capítulo aparte es la repostería. Los dulces de Qom y Yazd tienen una acreditada fama, que incluso ha traspasado las fronteras iraníes. Los más típicos son el baqlva, nueces dulces aceitosas normalmente cortadas en forma de diamante; lowz-e-bidmeshk, sauce almizclero perfumado; el sohan, hecho de una harina especial y nueces dulces. Los restaurantes; los establecimientos más populares y que en cualquier población casi siempre tendremos cerca, es el kebabi. Como su nombre indica, es el lugar apropiado para comer kebab; la verdad es que sirven otros tipos de comidas.

 

Baghlava de diferentes frutos secos

 

 

Con honrosas excepciones, muchos de los mejores restaurantes suelen estar ubicados en los hoteles. En Teherán y alguna otra gran ciudad, también encontraremos modernos "fastfoods" restaurantes chinos, japoneses y para los turistas, locales con camareros trajeados con ropas regionales. Más raros y difíciles de localizar son los auténticos restaurantes con sabor tradicional, si queremos visitarlos podemos preguntar en los hoteles y hacernos acompañar por un taxi. Cada vez más, están apareciendo locales que cuentan con un buffet en el que podemos servirnos diferentes ensaladas y platos fríos. El servicio que ponen en la mesa se limita casi siempre a una cuchara y un tenedor. La cuchara hace las funciones del cuchillo. Por suerte, la carne siempre la presentan muy tierna.

El restaurante español Tapas se encuentra al norte de Teherán:

P/Heravi, Golestan V, Centro Comercial Golestán, 3ª

 

 

 

 

 

En algunas casas de té se agrupa a familias, a solteros y a solteras por separado. Cuando los turistas entran en grupo se les trata como si fuesen una familia.

Las casas de té. Una de las atracciones para el viajero son las populares chaikhaneh o casas de té. Durante todo el siglo XIX, eran lugar de encuentro de artistas que acababan pintando las paredes, inspirándose en los cuentos mitológicos. Hoy en día, son lugares con un aire enigmático: cada uno tiene su propia personalidad. En muchos, las paredes están repletas de imágenes de atletas de la lucha libre iraní La gente asidua a estos establecimientos parece tener una filosofía especial: los silencios; conversaciones apagadas delnte de las pipas de agua, ambiente relajado de místicos, derviches y gimnastas de zurkhaneh (centro deportivo tradicional), todo ello crea un atmósfera especial, muy del agrado del viajero. Y, evidentemente, el té es la bebida del lugar, pero también se comen dulces y se fuman pipas de agua. Algunas de las más atractivas chaikhaneh: los baños Gany Ali Khan de Kermán y Hammam reconvertido en pleno bazar. El sótano de la tumba de Hafez en Shraz, con un río subterráneo (ghanat) a la vista. Bajo algunos de los puentes de Isfahán se encuentran algunas de las más originales del país. Otra de las que no podemos dejar de visitar es la que se encuentra en el primer piso del bazar de Isfahán, tiene una terraza justo delante de la gran plaza.

Casa de té Vakil

 

Visado. Los ciudadanos españoles pueden conseguir el visado o bien en el Consulado de la República Islámica de Irán en Madrid (C/Jerez, 5) o bien en el aeropuerto de Teherán. En caso de querer prolongar su estancia, deberá solicitar una prórroga de estancia en la comisaría de policía (Oficina de Estancia de Extranjeros).

Aduana. No existen restricciones a la importación de divisas, pero es necesario declararlas si exceden los 5000 dólares. Están prohibidas la importación y la exportación de antigüedades, manuscritos históricos y diferentes monedas de valor, así como las bebidas alcohólicas y carne de cerdo en el equipaje.

Horario comercial. Los viernes permanecen cerradas oficinas y muchas tiendas, ya que es el día de descanso de la semana. Algunas oficinas cierran incluso el jueves por la tarde. Los horarios de los comercios varían según las regiones. Por lo general, cierran una o dos horas al mediodía para abrir de nuevo por la tarde. En la tarde pueden permanecer abiertas hasta la una de la madrugada. En una ciudad como Teherán, casi siempre están abiertos los supermercados.

Las oficinas del gobierno abren desde las 8:00 hasta las 14:00. Los horarios de visita a los museos y monumentos son, en principio, fijos con un día de cierre semanal (lunes o viernes). No obstante, hay museos que abren sólo un día o dos a la semana, los cuales varían a menudo.

Diferencia hora. Hay una diferencia de dos horas y media con respecto a España. Se adelanta la hora más o menos en las mismas fechas que se hace en España.

Situación política actual. Constitución vigente de 1979.

Poder ejecutivo. Además del presidente que es elegido en el sufragio para un período de 4 años, contiene tras vicepresidentes y el Consejo de Ministros. El Ejecutivo como otros poderes están sujetos a la autoridad del líder supremo.

Poder legislativo. Asamblea Nacional (o Majils), 270 miembros electos por sufragio para un término de cuatro años. El Consejo para la Protección de la Constitución (doce miembros escogidos por el Líder Supremo) comprueba si las leyes están acordes con la Constitución y la religión islámica.

Bazares. En el cuarto milenio a. de C. hubo un rápido aumento de población, se incremento la producción y creció el comercio. Todo ello provocó acumulación de riqueza y las ciudades empezaron a tomar forma. En el yacimiento arqueológico de Susa se pusieron al descubierto unas estructuras similares a los bazares actuales que se remontan al segundo milenio a. de. C. La palabra bazar deriva de la forma wazar en lengua pahlavi y se encuentra por primera vez en textos sasánidas (siglo IV-V). La especialización de profesionales y comerciantes forzó la creación del mercado como el lugar de intercambio de géneros y mercancías, y desde entonces el bazar se convirtió en una parte inseparable de cada ciudad. Con la llegada del Islam, Persia, Egipto y Anatolia crearon el prototipo del bazar musulmán.

Bazar de Teherán

 

 

El bazar islámico es como una pequeña ciudad en la que confluyen economía y religión. Las tiendas divididas por gremios y especialidades, conviven con caravansaray, madrasas (escuelas de teología), mezquitas y mausoleos. Los mercados de las ciudades persas en general se organizan en torno a dos anchos corredores perpendiculares. Están cubiertos con bóvedas de ladrillo. Los comercios se agrupan en un espacio comprimido, uniforme y continuo en el centro de la ciudad. La arquitectura de la mayoría de los bazares iraníes se remonta a los siglos XVI-XVII. En el siglo XX, se produce un crecimiento anárquico de los bazares y se utilizan materiales que no están de todo en armonía con los diseños anteriores. Para el viajero, la magia del bazar del bazar persa es un conglomerado de sensaciones. Luces, colores, olores, sonidos se mezclan en el bullicio, la impresión de pérdida de orientación y la espectacularidad del entorno.

Agrupados por especialidades, los comerciantes ofrecen todo tipo de mercancías Lo que no se encuentre en el bazar, es que no existe. Cada sección tiene un peculiar ambiente. Así, si pasamos ante los caldereros, nos ensordecerá el sonido rítmico de los martillos. En cambio, si nos detenemos ante los comerciantes de especias, veremos el más equilibrio juego entre el color y el olor. En los bazares, es norma general el regateo. Si de inicio nos hinchan mucho el precio, el margen de regateo será mayor, si el comprador es avispado y evidentemente si el vendedor no sale perdiendo, puede llegar hasta un 30% de descuento. En el sector de artesanos y anticuarios, las rebajas que se consiguen son de entre el 20 al 30 por cien del precio inicial.

 

 

Centros comerciales. Abundan especialmente en las ciudades metropolitanas. Generalmente, ofrecen productos originarios de otros países. Pero también se puede encontrar alguna que otra tienda especial de productos iraníes, como es el caso de tiendas de alfombra u oro.

 

Esta norma general no incluye los filiales de los hipermercados extranjeros en Irán.

 

 

Teherán- MFA | Visa electrónica | Horario | Mapa | Galeria